PreviousNext

Elementos de agua en el jardín

 

Uno de los elementos más apreciados en un jardín urbano es, sin duda, el agua. El agua en el jardín puede aportarnos efectos sensoriales que logran convertir nuestro espacio en un lugar mágico. Incorporar el murmullo del agua en el jardín nos permite poder disfrutar de los efectos relajantes del rumor del agua. A la hora de incorporar el agua es necesario definir cuidadosamente cómo será nuestro elemento de agua si queremos que este sirva realmente para relajar y no se convierta en un ruido molesto. A la hora de diseñar un elemento de agua en el jardín, la altura de la caída del agua, el tipo de caño y el caudal que discurrirá por él han de ser pensados y diseñados con detenimiento para lograr el efecto deseado.

El agua en el jardín nos sirve además como herramienta para introducir la luz en nuestro diseño. Esta enriquece nuestro espacio exterior, conviertiéndolo en un lugar deseado para pasear y disfrutar en las diferentes épocas del año. Los reflejos del sol o de las plantas sobre la lámina de agua, el cambio de la luz a lo largo del día y del año, de los tonos y texturas que sobre ella se reflejan, nos evocan lugares de ensueño en nuestro jardín urbano, lugar de descanso de nuestros afanes cotidianos y de inspiración para nuestro espíritu.

Existen muchos modos de incorporar elementos de agua en el jardín. No importa el espacio del que dispongamos, podemos introducirlos siempre, mientras tengamos en cuenta cuál es nuestra escala de trabajo y cuáles los efectos que podemos y queremos conseguir.

Si buscamos reflejar el cielo u otros elementos, como pueden ser plantas, estructuras, etc. deberemos decidirnos por aguas quietas, de fondos oscuros, que actuarán como verdaderos espejos de agua. El modo de incorporarlo en el jardín dependerá del estilo de diseño del proyecto y de los efectos a conseguir.

El agua y su rumor en el jardín podemos introducirlos mediante elementos de aguas dinámicas, más o menos bulliciosas, más o menos discretas según sea el gusto, el estilo y el diseño general del espacio de intervención.

La forma de la fuente, tanto del receptáculo del agua, como del tipo de caño, deben cuidarse y diseñarse de manera que el elemento de agua sea proporcionado y armónico con el espacio disponible.

El material elegido a la hora de dar el acabado final a la fuente, es también fundamental para conseguir un resultado integrado en el conjunto del jardín.

Irati Proyectos realiza diseños personalizados de fuentes y elementos de agua para cada cliente. Nos adaptamos a cada situación y buscamos la solución más adecuada para cada jardín, aportando nuestra experiencia en el diseño y construcción de elementos de agua.

Homify publica una de nuestras fuentes en este enlace puedes verlo aquí.

Deja un comentario