"La naturaleza nunca ha traicionado a quién la ha amado."
William Wordsworth

Amor por la naturaleza

En esta nueva entrada sobre alternativas al césped queremos hablaros sobre uno de los profesionales que probablemente más influencia está teniendo en nuestro país y en otros países de Europa y América. Se trata de Piet Oudolf.

Piet Oudolf es un diseñador de jardines holandés. Se formó como jardinero paisajista (landscape gardener) a los 25 años, pero su salto profesional sucedió cuando junto a su mujer fundó un vivero en su propia casa para poder cultivar todo tipo de especies de herbáceas que él consideraba indispensables o de interés para sus jardines y que no encontraba con facilidad en los viveros durante sus trabajos de diseño. Una de sus mayores influencias fue Karl Foerster y su modo poco convencional de interesarse por las plantas, fundamentalmente por las gramíneas. Junto a su mujer recogieron plantas y las cultivaron en su vivero. En 1984 realizaron su primer open day en el que invitaban a particulares a comprar plantas, mientras los viveristas podían encontrarse y establecer contactos profesionales. Mucho del éxito del vivero radicó en la escrupulosa selección vegetal.

El trabajo de Piet Oudolf se centra fundamentalmente en el diseño de plantaciones con herbáceas perennes. Es decir plantas no arbustivas que tienen un desarrollo y cambio estacional anual. Valora la estructura de estas herbáceas y su capacidad de cambiar a lo largo de las estaciones. Su especialidad es la capacidad de combinar de manera armónica formas, texturas y colores, con interés a lo largo del año.

Le interesan especies habitualmente ignoradas en los jardines y que presentan estructuras marcadas. Se inspira en la naturaleza pero para capturar su emoción, no tanto para imitarla. Le interesa abordar el diseño de jardines pensando en el mantenimiento entendido como guiar a la naturaleza, no sólo podar y segar, con una selección de especies a plantar muy precisa y cuidadosa.

alternativas al césped, Scampston Hall

Scampston Hall, UK, Piet Oudolf

Su diseño con plantas lo asemeja al trabajo del pintor, en cuya paleta además de color está la estructura de las plantas como principal herramienta. La forma de las flores y frutos, por un lado y la forma de las hojas y su textura por el otro. El color queda en un segundo plano en la decisión de diseño. Su trabajo consiste en la selección de las especies atendiendo a estos tres factores, su combinación, generalmente formando masas para potenciar el efecto de las características que se valoran y su distribución espacial y cambios temporales.

Una de sus obras más conocidas es su colaboración con Kathryn Gustafson y su equipo en el parque Lurie Garden dentro del Millenium Park de Chicago, donde Piet Oudolf se encargo del diseño de plantaciones. Se trata de un jardín de unos 12.000 m2 situado sobre la cubierta de un aparcamiento en el centro de la ciudad, contribuyendo a crear una zona de descanso y paseo para las personas y un lugar para la vida silvestre. Un trozo de naturaleza en el corazón de la ciudad. Fue galardonado en 2008 con el prestigioso premio que concede la Asociación Americana de Arquitectos Paisajistas (ASLA, en inglés) a proyectos profesionales.

Alternativas al césped. Milenium Park, Chicago

Lurie Garden, Millenium Park, Chicago. Piet Oudolf

Otra obra de gran interés es su reciente trabajo con James Corner, de Field Operation, en el proyecto de un parque público sobre la antigua línea de ferrocarril que atravesaba una parte del lado Oeste de Manhattan en Nueva York en la primera mitad del siglo XX y conocida como High Line.

High Line antes de la actuación.

High Line antes de la actuación.

Se trata de un parque público propiedad de la Ciudad de Nueva York pero mantenida con la ayuda de los Amigos de la High Line (Friends of the High Line), asociación fundada por residentes de la zona en 1999 que batallaron para evitar su demolición y plantearon su transformación en un parque público. Esta asociación se encarga también de la búsqueda del 90% de los fondos necesarios tanto para su mantenimiento y como para promover la terminación de la actuación que aún debe realizarse.

High Line, Nueva York, Field Operation

High Line, Nueva York, Field Operation

El diseño de plantaciones está inspirado en la vegetación que fue creciendo y ocupando el espacio de forma natural en el paisaje abandonado de la línea férrea durante los últimos 25 años, una vez que la actividad industrial cesó. Una de las imágenes que ayudaron al equipo encargado del diseño a ganar el concurso, recoge esta realidad y la lanza como concepto del nuevo parque bajo el lema “¿Que crecerá aquí?”

La selección de las especies vegetales, gramíneas, perennes, arbustivas y arbóreas se eligieron teniendo en cuenta criterios de resistencia a las condiciones urbanas, sostenibilidad y variación cromática y textural, con un especial énfasis en especies autóctonas, incluyendo especies que originalmente se encontraban en las vías abandonadas. En esta selección es donde Piet Oudolf ha colaborado de forma fundamental.

Plantaciones en High Line

Plantaciones en High Line

En la página de la asociación Friends of the High Line podemos encontrar el listado completo de plantas utilizadas en el proyecto, así como guías y documentación para el reconocimiento de las especies atendiendo a las diferentes épocas de floración.

La propuesta consiste básicamente en la combinación de especies herbáceas de ciclo anual y perennes utilizando los criterios de Oudolf de forma, textura y color, así como variación cromática estacional.

De todo el recorrido del parque la zona denominada Chelsea Grasslands es el espacio que más refleja la propuesta de plantaciones de Piet Oudolf. Se trata de composiciones creadas a base de herbáceas perennes y gramíneas con una gran variación de color y texturas a lo largo del año.

Deja un comentario