Xerojardinería

En 100 m2 quisimos dar al propietario de este jardín de grava una oportunidad de duplicar su espacio vital, incorporando una zona de huerto, un área de estar para disfrutar de las noches de verano con los amigos y un pequeño estanque que inspirara e hiciera más agradables el jardín. Todo ello reduciendo al mínimo el trabajo de mantenimiento.

Como en este jardín, en nuestros trabajos de paisajismo tratamos de reducir el empleo del césped, incorporando otras soluciones diferentes, de menor mantenimiento y consumo de recursos. Este jardín de grava es una apuesta por la xerojardinería dentro de una interpretación nueva en la jardinería contemporánea.

Tan importante como la reducción de la superficie de césped es la selección de las especies vegetales que incorporamos en este jardín de grava. Elegimos especies no sólo por su aspecto estético, sino también por su adaptación a las condiciones del lugar, con el objetivo de que con un mantenimiento mínimo podamos disfrutar de ellas durante todo el año.

  • Proyecto: Jardín residencial
  • Superficie: 100 m2
  • Año: 2009
Hide Content