Jardines de bajo mantenimiento

Jardines de bajo mantenimiento parece ser el eslogan de nuestro tiempo. Muchas veces nos encontramos clientes que nos piden jardines sin mantenimiento. Esto ya es otro cantar, pues siempre hay que dedicar algo de tiempo al jardín, aunque sólo fuera para ordenar y limpiar mínimamente.  Por eso, hablamos de jardines de bajo mantenimiento, porque sí que se puede decir que existe mucha diferencia entre un jardín pensado para tener un consumo de agua, de fertilizantes, pesticidas que sea moderado, muy bajo o incluso inexistente y otro en el que esto no se haya tenido en cuenta.

Al igual que la agricultura ecológica podríamos hablar también de jardinería ecológica. Irati Paisajismo de hecho colabora con la Asociación Española de Jardinería Ecológica y plantea sus jardines de bajo mantenimiento pensando en sus clientes y en respetar las tres columnas clave en el diseño de jardines de nuestro tiempo: funcionalidad, estética y ecología.

¿Pero qué es lo esencial en el diseño de jardines de bajo mantenimiento? En primer lugar, conocer bien el contexto donde se ubica el jardín. Cuál es su clima, el tipo de suelo. Qué vegetación se da en el entorno próximo. Cuál es la topografía y la exposición al sol, al viento. De esta manera, podremos elegir las especies de plantas que mejor se adapten a nuestro jardín sin la necesidad de importantes inversiones para cambiar las condiciones del lugar para que sobrevivan (sustratos, fertilizantes, agua, etc.).

En segundo lugar, conocer bien las necesidades de nuestros clientes. Cuáles serán los usos previstos del jardín, los espacios que será necesario crear, los materiales más adecuados para pavimentos y zonas construidas que se adapten a la función y a las condiciones exteriores, para evitar un esfuerzo de mantenimiento injustificado.

En tercer lugar conjugar los diferentes elementos de una manera armoniosa que haga del espacio un lugar para disfrutar, que responda a las necesidades funcionales y estéticas de sus propietarios.