Jardín sostenible

Cualquier jardín privado puede ser un jardín sostenible. Este jardín localizado en una población cercana a Toledo así fue concebido.

En este diseño de jardín sostenible las plantas y los elementos construidos conviven, definiendo y compartiendo espacios.

Creemos que el jardín particular debe poder establecer un vínculo con las personas que lo habitan más allá de la mera ornamentación.

Por su configuración el jardín constituye un elemento distribuidor que nos ofrece al recorrerlo distintos ambientes, texturas y aromas; donde el uso del agua y de especies atractivas para los pájaros y los polinizadores forman la melodía natural de un entorno hecho para vivirlo.

Una de las estrategias utilizadas para este jardín sostenible ha sido aprovechar los distintos microclimas que se generaban en la parcela. Atender a las características ambientales y ecológicas del espacio nos permite estratégicamente reducir el consumo de agua y recursos de mantenimiento. La manera de hacerlo es seleccionando la vegetación mejor adaptada a cada lugar y objetivo ecológico, funcional y ornamental buscado. Esto además nos permite incorporar una gran variedad de especies y de ambientes integrados en una visión global del jardín y su recorrido.

De este modo, se pueden encontrar zonas frescas y de umbría con especies que normalmente requerirían mayor humedad, una zona de transición en el pasillo lateral y finalmente aprovechar las zonas soleadas del espacio trasero para crear un jardín de planta mediterránea, muy adaptada a la fuerte insolación directa y a condiciones de sequía.

 

Hide Content